Jornada de ¿sorpresas?

por @alejandromendo

Tras el criticadísimo, inoportuno, molesto pero clásico e ineludible parón de selecciones, la Serie A prosigue su marcha en una jornada que se antoja vibrante y que regalará las primeras sorpresas del curso.

Las fuerzas se igualan; los equipos de la zona baja aprovechan los compromisos internacionales para trabajar con sus plantillas al completo y plantear batalla a los grandes, a menudo mermados por el temido “virus FIFA” que castiga a sus estrellas.

Los dos encuentros disputados por la Nazionale de Prandelli han dejado, además de algunas dudas tácticas y cierto desencanto con el juego desplegado, varios jugadores de peso lesionados. La principal damnificada ha sido la Roma, que pierde a su baluarte De Rossi un mínimo de 2 semanas y a su inspirado delantero Osvaldo, que prolongó su romance con el gol anotando un doblete ante Bulgaria pero ha vuelto a casa tocado y podría perderse, además del choque ante el Bologna (para el que ya estaba sancionado), la visita a Cagliari de la próxima jornada.

El Inter, que históricamente sufría el exilio masivo de internacionales, ha podido trabajar con normalidad aunque visita una plaza complicada como es Torino, donde Stramaccioni aspostará por el tridente de lujo Milito-Sneijder-Cassano, con este ultimo “liberado” y en forma tras la no llamada de Prandelli. Se antoja también compleja la salida de la Juventus, que conforma el núcleo duro de la selección y ha trabajado con menos efectivos que un Genoa que recibe al campeón de Italia con un punto extra de motivación y con la temible dupla ofensiva Immobile-Borriello, que tratarán de dejar su sello ante los bianconeri.

El Milan, que confia en el momento dulce que atraviesa su flamante fichaje Pazzini, recibe a un correoso Atalanta en un San Siro donde podría debutar Bojan Krkic, que ya gozó de unos minutos en Bologna en la segunda jornada. El Parma visita el San Paolo y sueña con sorprender a un Napoli que intentará aparcar el debate sobre el estado del césped y supuestos sabotajes y centrarse en dar la razón a quienes ven en los de Mazzarri al principal candidato a disputar el título a la Juve.

La Fiorentina, por último, intentará subirse al tren de cabeza sin hacer mucho ruido y apoyándose en el  buen juego que propone su técnico Montella, que se enfrenta a su ex equipo, un Catania que no viaja a Florencia a hacer turismo. El conjunto viola, que se ha movido como nadie en el mercado estivo, promete pelear por los puestos de honor de la Serie A en una temporada exenta de compromisos europeos y que ha empezado de forma ilusionante.

Que nadie dude de que habrá sorpresas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s