Baile de banquillos

por @alejandromendo

screenshot.180Hace ya más de un año que “el niño prodigio” de los banquillos Pep Guardiola anunción tener la barriga llena de títulos y sentirse sin fuerzas para seguir dirigiendo la nave barcelonista; año sabático cargando las pilas en Nueva York para volver con más ambición e intentar repetir su prolífico periplo en el Barça. Su nuevo destino lo conocimos hace ya algunos meses, imposible evitar las filtraciones, el propio Bayern lo comunicó como quien anuncia el fichaje bomba del verano e invitó a Jupp Heynckes a jubilarse tras una carrera exitosa. Que, por cierto, puede culminar como campeón de la Champions.

La némesis de Pep también parece haberse cansado, quizá por otros motivos, o quizá por motivos más similares de lo que imaginamos, de su aventura en la Casa Blanca. Mou se va. En principio al Chelsea, necesita “sentirse querido”. Si The Special One llega a Stamford Bridge, ¿dónde irá Benítez? Suena imposible su vuelta al Liverpool, y poco probable que llegue a un Madrid que apuesta por la experiencia y currículum de Ancelotti, un entrenador que, sin haber inventado nada en esto del fútbol, dispone de un importante bagaje internacional y posee una de las cualidades mágicas por las que suspiran los clubes modernos, la de saber gestionar los egos de un vestuario. Ha dicho que se va del PSG, pero también que se queda, que es imposible rechazar al Madrid, que está feliz en París; no se decide, pero tendrá que hacerlo en breve.

El adiós de “Sir” Alex

Ferguson, por su parte, pone punto y final a una brillante, duradera, admirable y atípica carrera, una vida en el United. El club de Manchester, que ha demostrado tener las ideas claras como pocos, ha presentado inmediatamente al joven Moyes, avalado por una más que notable trayectoria en el Everton. Los “primos ruidosos” del City, en cambio, han confirmado un secreto a voces, la marcha de Mancini. Que suena para el Mónaco (de Claudio Ranieri), que se prospecta como nuevo rico del fútbol europeo y piensa hacer uso de los millones de su propietario para hacerse con Falcao, que dejaría llenas las arcas del Atlético. El Atlético, por extraño que parezca dado su peculiar historial, se confirma como uno de los equipos más estables de la élite europea, un conjunto sólido donde Simeone es el único imprescindible. ¿Quién ocupará el puesto de Mancini, entonces? Quizá Pellegrini, en la órbita de los jeques de Manchester y también de los de París, si se va Ancelotti.

Pero hay más. Bielsa abandona el Athletic, Valverde no se decide a renovar con el Valencia (¿espera acaso una llamada del Barça?), Emery no ha sabido llevar al Sevilla a puestos europeos y se juega el puesto, Stramaccioni ha dejado al Inter fuera de Europa después de acabar el año 2012 segundo, Allegri no es santo de la devoción de Berlusconi (y esto ya sabemos cómo suele acabar) y Andreazzoli suena a remedio temporal en la Roma.

Parece que nos vamos a divertir este verano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s