Hasta Siempre Unión

por @VictorHdez_

screenshot.233

Os juro que hoy iba a escribir sobre por qué se ha llegado a la desaparición de la Unión Deportiva Salamanca. De cómo una mala gestión en los años buenos ha llevado a una situación insostenible en los años malos. De cómo el principal accionista, Juan José Hidalgo, no quiere poner más dinero y prefiere perder un aval de varios millones de euros antes que darle vida al que, según él, es el “equipo de su vida”. De cómo las instituciones (sin que nadie les pidiera dinero), los hosteleros salmantinos y la sociedad en general, han abandonado al equipo de su ciudad, a la tercera catedral de Salamanca. Os iba a hablar de todo ésto, a daros datos fríos, pero no he podido.

Y no he podido porque cuando me he puesto a escribir me han venido a la mente muchos recuerdos. Yo viví fuera de Salamanca hasta los 14 años, viví en territorio hostil, Tordesillas, Valladolid (por cierto, mil gracias, porque es el único equipo que ha mandado ánimos a la Unión). Siempre he sido del Madrid, pero siempre estaba pendiente del equipo de mi ciudad, de mi tierra. Creo que mis hermanos, mi padre y yo fuimos los únicos que celebramos los goles de Urzáiz al Albacete en toda Tordesillas. Disfruté del gol de Silvani contra el Barça la noche de Reyes, la victoria contra el Atleti pese a los 4 goles de Vieri…

Luego vinieron los años malos, una época en la que miraba el resultado, quería que ganaran, pero sin más. Y después, hace cuatro años, empecé a meterme más de lleno con la Unión. Primero, porque era una manera muy buena de correrme unas buenas juergas con los amigos con una buena excusa, pero después llegaron los desplazamientos (Vallecas, Vigo, Segovia, Valladolid, Ponferrada, Alcorcón, Jerez….), los partidos en el Helmántico con frío y lluvia, las tardes con amigos…

Pues bien, ahora todo eso se acabó. No volveré a vibrar con remontadas como contra el Barça o el Elche (en 2ª), ni a llorar con decepciones como el descenso en Barcelona, ni tampoco a disfrutar con alegrías como la salvación en Villarreal (que yo viví por Internet en un café de Bayona), ni a pasar grandes ratos en los días del Unionismo… No, nada de eso volverá, pero la Unión tampoco morirá, porque, como dice la frase (juro que no es mía): “sólo muere lo que se olvida”.

Así que, ahora más que nunca:

¡¡¡¡¡HALA UNIÓN!!!!!

Si vosotros tampoco dáis crédito y os preguntáis por qué ha pasado esto, podéis leer el comunicado oficial aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s