La Copa Confederaciones

por @VictorHdez_

screenshot.250

Pues ya hemos llegado a las semifinales de la Copa Confederaciones. ¿Lo sabíais? Sí hombre, la Confederaciones, esa copa que se juega el verano antes del Mundial para…, esto, para…, en fin, para que la FIFA recaude. Este es el único motivo que le encuentro a la celebración de este torneo de verano en junio. No hay más motivación que la económica, ya que es un torneo que da bastante igual ganarlo o perderlo, que carga de partidos a los jugadores, que reduce las vacaciones de los mismos, que los aficionados se toman a coña…

Pero, en fin, ya estamos en semifinales. Y son unas semis muy atractivas: Brasil-Uruguay y España-Italia, por lo que la final será un Sudamérica-Europa, es decir, lo que lleva pasando desde que el fútbol es fútbol. Son partidos que apetecen ver, aunque sean un poco pachanga, pero que tienen mucho nombre, al igual que ocurriría en una final Brasil-España o Brasil-Italia. La primera final tendría mucho morbo, ya que la gran dominadora de la historia se enfrentaría a la dominadora de la actualidad, algo que no ha ocurrido en este ciclo mágico de la Selección Española.

Y, hasta ahora, ¿qué nos ha dejado la Confederaciones?

Pues nos ha dejado una España intratable, jugando una primera mitad sublime (contra Uruguay) y al tran-tran el resto de partidos, pero demostrando que a día de hoy no tiene rival. Nos ha demostrado que Italia sigue siendo igual de competitiva que siempre (ese gol de Giovinco contra Japón a 5 minutos del final…), pero que tiene un problema gordo cuando Pirlo (sobre todo) o De Rossi no están, ya que sus centrocampistas no dan el nivel (Montolivo…, pechofrío de manual). Y nos está dejando a Neymar. Jugador muy irregular, no hace un partido entero bien, pero jugador brutal. Lleva 3 goles y una asistencia con un jugadón espectacular…Está demostrando que puede ser la estrella del futuro, por lo que el Barça ha hecho un gran fichaje, aunque habrá que ver como mezcla con Messi.

Sin embargo, lo más importante de esta Copa Confederaciones son dos cosas. 1) Tahití, todos somos Tahití. Una selección amateur, que no está ni para jugar el torneo de la parroquia de Garrido en Salamanca, pero que ha jugado contra la campeona del mundo y ha marcado ¡UN GOL! (aunque le hayan metido 24…). 2) Parece ser que los jugadores de España han disfrutado de la agradable compañía de unas amiguitas brasileñas con las que jugaron al strip-poker y que luego les robaron unos euros…Es decir, eran señoritas de ésas que fuman en bares de dudosa reputación (nótese como he buscado meter la palabra…). No sé si será verdad, pero ha sido lo más divertido, de largo, de toda la Copa Confederaciones.

Ahora toca disfrutar de estos 3 partidos que quedan y, particularmente, espero una final Brasil-España en Maracaná, algo que necesita esta generación española para reconfirmar (otra vez más) que son los mejores de la actualidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s