Cuestión de Estilo

por @alejandromendo

Hace un par de semanas que el concepto de “Estilo” es trending topic indiscutible en Can Barça, a raíz de la visita del conjunto culé a Vallecas, donde se impuso claramente por 0-4 a un Rayo que, a pesar de su encomiable propuesta futbolística, no acaba de carburar en este inicio de temporada. Seguro que os ha pasado alguna vez; consultáis ávidamente la Guía Marca o, por citar un ejemplo más acorde a los tiempos que vivimos, comprobáis las medidas de un determinado campo de fútbol en Wikipedia y, sorpresa, no difieren sensiblemente de un estadio a otro. Pero el ojo no engaña, todo el mundo sabe que el Camp Nou “es una alfombra”, se escuchaba hace años, y muy grande, con espacios que favorecen la circulación del Barcelona, o que en el Bernabéu 90 minutos son “molto longos”, igual que todos sabemos que en La Catedral se anotan muchos goles de cabeza (tirad de estadísticas), o que Anoeta es un estadio frío, y no por encontrarse en el norte de la península, sino por la desafortunada pista de atletismo que rodea el terreno de juego, o que las gradas de Mestalla o el Madrigal son particularmente “verticales”, estilo Premier. Y así, casi con cada estadio de primera. Cada uno tiene sus señas de identidad, hasta una luz propia que los más expertos reconocemos al instante al ver por televisión cualquier partido, y el de Vallecas es un campo donde, Wikipedia a parte, se juega poco al fútbol.

Así que volvamos a la cuestión del Estilo. Como el Barça del Tata lo ha ganado todo este año, alternando momentos brillantes con partidos ganados con cierto sufrimiento (lo que en los equipos menores se llama oficio), el debate numérico no ha lugar y se abre paso el estilístico. Sí, precisamente en el equipo que mejor ha jugado al fútbol en los últimos tiempos, un Barça que se ha enfundado semanalmente el smoking en España y Europa, una orquesta perfecta que ha bailado a grandes, medianos y pequeños, que ha triturado defensas adelantadas, cerrojazos y autobuses manteniendo siempre un mismo e innegociable Estilo, en las victorias y en las (poquísimas, recordémoslo) derrotas. Después de 4 o 5 años bordando el fútbol y haciendo de la posesión su seña de identidad y mejor virtud, el Barça cometió el sacrilegio de replegarse algo más de lo normal en Vallecas y esperar que el Rayo, el segundo equipo que más posesión acumula en la Liga tras los culés, cometiese alguna imprecisión para robar y salir a la contra. Los 4 goles llegarían así, a la contra, que es un término completamente tabú y censurable en la filosofía del club. Nótese la ironía. Ha bastado, pues, un encuentro atípico ante un rival atípico y en un terreno de juego atípico para acabar con el (por mi parte, y esto lo digo como seguidor, inagotable) crédito del equipo blaugrana, que parece haber ofendido al espectador por concederse un partido de menor belleza coral y mayor efectividad. El bueno de Pedro Rodríguez no daba crédito; tras su hat-trick a domicilio, se hablaba únicamente de porcentajes y de cómo el Tata está haciendo todo lo posible por renegar del Estilo.

La gestión del Tata

El Estilo del Barça lo marcan sus jugadores. Se trata de un equipo maduro (Valdés, Masche, Xavi, Messi, por citar la columna vertebral) que quizá pueda y sepa autogestionarse mejor que otros grandes de Europa porque lleva años toreando en las mejores plazas y saliendo a menudo a hombros. Autogestión no ha de ser sinónimo de anarquía, es necesario un capitán que dirija la nave, que sepa cuándo mover las piezas, cómo repartir minutos y cómo mantener la motivación de jugadores que lo han ganado todo. Hoy día ese conductor es el Tata Martino, que no cuenta con el carisma de Pep ni coincide al 100% con la filosofía que mantuvo Tito, pero sí está haciendo gala de una inusual coherencia y una destacable normalidad dentro del mundo del fútbol. En rueda de prensa responde alto y claro, ha sentado a Xavi varias veces, ha ahorrado algunos minutos a Messi cuando el partido estaba resuelto (sabiendo que Leo quiere jugarlo todo y pondría “carita”), ha sabido dosificar las apariciones de Neymar hasta darle la titularidad y de momento da la sensación de querer repartir esfuerzos para evitar que por segundo o tercer año consecutivo la plantilla llegue fundida  al mes de abril y el Bayern de turno liquide las opciones europeas del excelente grupo que maneja. Este Barça de hoy recuerda (no en el juego, tranquilos) al Manchester United de los últimos años, se ha convertido en una especie de “clásico moderno” del que ya no se habla tanto. Disipado el novedoso efecto de su propuesta preciosista, las goleadas hacen menos ruido y el equipo está y se le espera. A veces gana por inercia, el impecable smoking sale del armario sólo en ocasiones especiales y en ocasiones, sobre todo fuera de casa, un traje casual puede bastar para seguir ganando.

El Estilo del Barça ha sido, es y será siempre la posesión, con todo lo que ello implica. No les enterremos por un partido igualado (?) que vencieron con solvencia por 0-4, no se lo merecen.

Anuncios

2 pensamientos en “Cuestión de Estilo

  1. 1) Todo el mundo tiene parte de razón en este debate. Vallecas es tan pequeño ahora como el año pasado. El FCB de Pep y el de Tito cuando le hacían presión adelantada jugaba casi igual, pero no exactamente igual. Martino solo ha aumentado la frecuencia de pases largos en vez de fomentar la salida en corto sea cual sea el riesgo: menos gloria, más efectividad. Y tiene más sentido ahora porque contamos con galgo a la contra+prodigio en el desmarque Neymar Yo lo apoyo. 2) +1 total, el estilo lo marcan los jugadores y Xavi, Iniesta, Piqué y Busquets, por edad, problemas físicos o por la categoría como exprimidor de Pep son menos de lo que fueron. Además de galgo, Neymar es el 2º mejor conductor de balón del mundo y eso ha de cuestionar el tiqui-taca con razón también. 3) Un equipo con semejante presupuesto y con la suerte de contar con MESSI solo juega 10-15 partidos serios al año: si de ellos perdemos todos contra el RM, ganamos pocos y con suerte -Milan, PSG- y nos acaba volteando el BAY como el año pasado, lo de “autogestionarse mejor que otros grandes de Europa porque lleva años toreando en las mejores plazas y saliendo a menudo a hombros” me parece aplicable al FCB de hace 3 años, pero no a este momento. 4) Para mí, en todo caso, el “estilo” es una preciosa y útil mitificación y a ver si me acuerdo de incluirlo en un post sobre mentiras aceptadas por to dios en el fútbol 🙂

    • Mi percepción es que el Barça de hoy sabe autogestionarse mejor que cualquier otro grande, para entendernos, que puede poner el “piloto automático” con mejores resultados que otros equipos que también estrenan entrenador (Chelsea, Bayern, PSG, City o Real) esta temporada.

      Pero con esto no quiero decir que sea superior a ellos ni que el impacto del Tata no sea visible desde ya, es una impresión en línea con esa idea de que el Barça es una especie de clásico moderno hoy en día 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s