Mundial 2014: la Suerte está echada

por @alejandromendo

Habíamos criticado, no sin razón, a la FIFA en la previa del sorteo, habida cuenta de una serie de estratagemas pseudolegales de última hora que parecían allanar el camino a Francia y que, suspicacias al margen, sorprendieron a quienes durante meses hemos tratado de entender sus enrevesados criterios y parámetros para definir el ranking. Una vez que asumimos que nunca comprenderíamos sus reglas de puntuación, van y las cambian días antes del sorteo, marcándose un “Remedios Cervantes” institucional sin precedentes. Pero centrémonos en lo importante, se han configurado los ocho grupos para la fase final del Mundial de Brasil 2014 y es momento de analizarlos. Tras el vaivén de bolas, números y letras, hemos dividido en tres grupos a las selecciones que acudirán a la cita mundialista:

Sonríen tras el sorteo

Sonríe Argentina, situada en un placentero grupo F junto a Bosnia, Irán y Nigeria y que podrá engrasar la máquina con tres partidos de pretemporada antes de lo bueno, los octavos de final, en los que se cruzaría con el segundo del grupo E, previsiblemente Suiza o Ecuador. A bote pronto, la albiceleste puede presentarse en cuartos sin demasiado esfuerzo y con sus delanteros contentos y enrachados, Lionel Messi a la cabeza.

Media sonrisa para la anfitriona Brasil de Neymar, que no debería tener problemas para ser primera de un grupo A en el que le acompañan Croacia, México y Camerún. La sonrisa se borrará de un plumazo en octavos, donde tendrá que lidiar con la segunda del grupo de España.

Sonrisa pícara la de Francia, que ha pasado de estar con un pie fuera del Mundial a ser clara favorita de su grupo (el E, ver arriba) y tener un cruce asequible en octavos. Si el mundo del fútbol tenía la mosca detrás de la oreja con los galos, el sorteo no ha ayudado a disipar las dudas al respecto. Si todo discurre por su cauce, Ribery &co. se plantarán en cuartos sin despeinarse.

Esboza una sonrisa, quizá más tímida, Bélgica, la selección de moda de este Mundial sin haber aún debutado, el equipo del que se habla en las redes sociales y barras de bar de todo el mundo. Jóvenes, sobradamente preparados y además, colocados en un no especialmente nocivo grupo H junto a la Rusia de Capello, Corea del Sur y Argelia. La selección hipster no debería tener problemas para pasar, aunque en octavos podría cruzarse con Alemania o Portugal, y ahí se acabarían las bromas.

Y sonríe otra de las tapadas, Colombia, a quien sorprendía ver como cabeza de serie. El sorteo ha sido benévolo con Falcao y los suyos, que lideran un grupo C formado además por Costa de Marfil, Japón y Grecia. Primera fase tranquila pero explosivo cruce de octavos con Uruguay, Inglaterra o Italia, casi nada.

screenshot.26

(imagen via http://www.foxdeportes.com)

Caras serias, pero podía haber sido peor

Gesto serio el de alemanes y portugueses, principales potencias de un interesante grupo G que completan Ghana (de la que hablan maravillas los parabólicos) y Estados Unidos, cuya seriedad y competitividad ha crecido con los años. La Alemania del mago Özil luchará, previsiblemente, por el primer puesto del grupo con la repescada Portugal del bicho Cristiano Ronaldo, en uno de los choques apasionantes que nos regalará la primera fase.

Saquemos pecho. Cara de circustancias la de los rivales de España en el grupo B, empezando por la subcampeona habitual Holanda, que hubiese preferido vengarse (o intentarlo) de nosotros más adelante en el torneo y no en el debut. Chile es otra selección emergente y correosa a quien no le hubiera importado postponer una batalla contra los últimos finalistas, y Australia tendrá que tomarse el Mundial como un premio, una oportunidad para disfrutar de cerca de los Iniesta, Van Persie, Vidal o Casillas.
Manos a la cabeza

Suficientemente acostumbrados a ello, se llevaron las manos a la cabeza los ingleses al caer en el grupo de la muerte junto a las dos selecciones más competitivas, por definición, de este Mundial: Uruguay e Italia. Precioso grupo D en el que el primer puesto tiene premio: enfrentarse en octavos ante Japón o Costa de Marfil, rivales que suenan apetecibles para quien sobreviva a una primera fase vibrante que medirá a tres campeones del mundo y a una (pobre) Costa Rica que, como Australia, podrá cambiar camisetas al final de los partidos y poco más. Inglaterra, que sigue en su perenne crisis de identidad, tendrá que demostrar ante uruguayos e italianos que los inventores del fútbol saben algo de esto y están dispuestos a plantarse en Maracaná. No será fácil la empresa si tenemos en cuenta que los rivales son pura dinamita en ataque: la aguerrida Uruguay de Cavani y Luis Suárez y la eterna Italia de Balotelli y Rossi. Grupazo.

La suerte está echada o, como se diría en francés, idioma oficial (guiño, guiño) de la FIFA, les jeux son faits.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s