Sobre Mí | Su Di Me

Aunque no elegí nacer en Salamanca ni ser del Barça, con el tiempo me he dado cuenta de que no hubiera podido decidir mejor por mí mismo.

De pequeño jugaba de mediocentro creativo y llegador, pero no box-to-box ya que defendía poco y mal. Por suerte, mi padre me instaba a entrenar usando sólo la pierna izquierda y a practicar la conducción en zigzag sorteando árboles; la cabeza siempre levantada, innegociable.

En contra de la tendencia general, con los años adelanté mi posición hasta convertirme en un prolífico treqquartista, que suena mejor que mediapunta. Solía disfrutar más regalando asistencias que anotando goles, si bien últimamente he adquirido concreción —tampoco mucha—, quizá como mecanismo de adaptación socio-deportiva en Italia. Análogamente, tiro menos caños de los que acostumbraba y debería.

No me gustan: los despejes cobardes a saque de banda cuando es posible mantener el balón en el campo, los goles que se cuelan por debajo de las piernas del portero (no valen), los jugadores que abusan del tiro, los defensas que desvían levemente un centro medido que te viene perfecto para empalmar de volea, eso no se hace.

Me gusta: tirarme en segada para evitar que el balón salga sin tener nadie detrás y poder seguir con la jugada, los centros rasos con efecto a la espalda de la defensa, definir regateando al portero, las fintas con el cuerpo alla Cassano sin tocar el balón, jugar de primeras.

Me encanta: la liturgia que rodea al fútbol, la media hora antes de un partido, atarme los cordones de las botas, escribir.

IMG_3929

Non scelsi di nascere a Salamanca e tifare Barça, eppure col tempo mi rendo conto che non avrei saputo decidere meglio.

Da piccolo facevo il centrocampista creativo, offensivo; di certo non box-to-box poiché difendevo poco e male. Fortunatamente mio padre mi esortava ad allenarmi usando solo il sinistro e a portare palla zigzagando tra gli alberi; la testa alzata sempre e comunque.

Controtendenza, con gli anni avanzai la mia posizione in campo fino a diventare un prolifico treqquartista. Anche se in passato preferivo regalare assist a fare gol, ultimamente ho acquisito concretezza —neanche troppa—, forse come meccanismo di adattamento socio-demografico in Italia. Analogamente, provo molti meno tunnel di una volta, non va bene.

Non mi piacciono: gli interventi codardi per mandare la palla in rimessa laterale se si può continuare a giocare, i gol sotto le gambe del portiere (non valgono), i giocatori che esagerano coi tiri in porta, i difensori che deviano leggermente un cross su misura che ti arriva perfetto per piazzarla sotto il sette, non si fa così.

Mi piace: scivolare evitando che la palla esca quando non c’è nessuno dietro e si può riprendere l’azione, i cross rasoterra a scavalcare la linea difensiva, finalizzare scartando il portiere, le finte col corpo alla Cassano senza toccare il pallone, giocare di prima.

Mi fa impazzire: la liturgia intorno al calcio, la mezzora prima di una partita, allacciarmi le scarpe, scrivere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s